ser-madre-primeriza-a-los-40

 

Ser madre primeriza a los 40 es algo cada vez más habitual. La inestabilidad laboral, el acceso a la vivienda y la dificultad para conseguir una buena logística familiar, hacen que muchas mujeres decidan posponer la maternidad hasta ver realizados otros proyectos vitales.

Los modelos de familia varían con el paso del tiempo, y la edad  media para la maternidad también. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en el año 2019 un total de 2.834 mujeres tuvieron un bebé a los 40, por las 2.671 que lo hicieron con 27 años.

Estos números se corresponden con los de buena parte del mundo desarrollado. La edad del primer embarazo se ha retrasado en todo el mundo, especialmente en los países europeos, Corea del Sur o Australia; mientras que el número de hijos por mujer se redujo de los 4,7 de 1970 a los 2,5 de 2013, según la organización estadounidense Population Reference Bureau.

Unos datos impensables hace no tanto tiempo y que muestran muy gráficamente cómo hemos cambiado.

 

Los beneficios de ser madre a partir de los 40
  • La madurez es muy importante a la hora de tomar determinadas decisiones. Entrando en la cuarta década de tu vida es probable que tengas  mucho más claras tus prioridades que 10 años antes, algo que te ayudará si decides dar el paso de ser madre a los 40.

 

  • No tendrás la sensación de perderte demasiadas cosas, un miedo que puede afectar a madres más jóvenes. Una mujer de 40 años ha tenido tiempo -en condiciones normales- de formarse, de vivir experiencias o de crecer profesionalmente. Además, ¡tener un bebé no significa renunciar a todo ello.

 

 

  • La University of London y el University College of London elaboraron un estudio según el cual tener hijos después de los 40 puede tener multitud de beneficios: un menor número de conflictos paterno filiales, una mejor salud física y emocional en el niño; además de un desarrollo del lenguaje mejor y  más rápido.

 

Los investigadores lo achacaron en sus conclusiones al hecho de que, porcentualmente, los padres y las madres de esa edad tienen más experiencia, estabilidad y recursos económicos que los más jóvenes.

 

¿Se puede ser madre a los 40 de forma natural?

Ser madre a los 40 de forma natural es viable, son muchas las parejas que lo consiguen.

Eso sí, no siempre es posible. A partir de los 35 años el número y la calidad de los óvulos desciende progresivamente, por lo que muchas parejas recurren a tratamientos de fertilidad –también muy desarrollados- para lograr concebir un bebé. Afortunadamente la ciencia ha avanzado a pasos agigantados en las últimas décadas.

Ten en cuenta que la recomendación habitual de los expertos es tratar de quedarse embarazada sin ayuda, al menos durante un período de un año, antes de acudir a una clínica de fertilidad.

 

¿Es peligroso ser madre a los 40?

En cuanto a los riesgos de ser madre a los 40, a día de hoy lo más normal es que una mujer sana no tengas dificultades. Como en cualquier embarazo si cuidas tu alimentación, no tienes hábitos nocivos como el tabaquismo y en general llevas una vida saludable, las probabilidades de éxito se multiplicarán.

Eso sí, es cierto que algunos problemas durante la gestación son más comunes en esta franja de edad. Por eso, nuestro consejo es que si decides ser madre primeriza a los 40, no tengas miedo ya que cada día nacen miles de niños sanos con madres en esta franja de edad. Recuerda si tienes cualquier duda consultar previamente con tu ginecólogo, él te orientará y te ayudará a prepararte de la mejor manera para traer un precioso bebé al mundo.

 

EBOOK

Download our ebook about the first 100 days of your baby

image

Other readings of interest

alimentación-a-partir-de-los-seis-meses

Alimentación a partir de los 6 meses

La alimentación complementaria es un proceso que se suele iniciar a los seis meses del nacimiento del bebé, consistente en la introducción paulatina de alimentos sólidos diferentes a la lactancia

Read More

Our brands