Recibir las dosis de vitaminas necesarias es fundamental para el crecimiento del bebé. La vitamina D es una de las más importantes, ya que tal y como nos indica la OMS juega un papel fundamental en el correcto funcionamiento de su sistema inmunitario y óseo. Ahora bien, ¿qué cantidad debe tomar? ¿Cuál es la manera adecuada de administrarla? A continuación vamos a exponer todo lo que necesitas saber sobre la vitamina D.

¿Qué es la vitamina D?

Se trata de una vitamina liposoluble, que se obtiene principalmente mediante un proceso de transformación que realiza nuestro organismo de manera natural al recibir los rayos del sol sobre la piel. También se puede conseguir mediante la ingesta de comida, pero una de sus particularidades es que existen pocas fuentes alimenticias ricas en esta sustancia. Entre ellas destacan los hígados de pescado, los pescados azules, algunos lácteos y las yemas de huevo.

¿Para qué es la vitamina D en los bebés?

Según la Organización Mundial de la Salud la vitamina D juega un papel crucial a la hora de equilibrar los niveles de calcio en sangre y la densidad ósea; así como para el correcto desarrollo del sistema inmunitario. La importancia de la vitamina D en los bebés radica en el hecho de que es un nutriente muy peculiar. Como hemos dicho anteriormente su principal fuente no es la alimentación, como en el resto de vitaminas, lo es un proceso de síntesis endógena originado por la luz solar. Así, la exposición a ésta supone hasta el 90% de la vitamina D necesaria para  las personas.

El problema es que los bebés nacen con escasas reservas de vitamina D, dependiendo para adquirir este nutriente en sus primeros meses de la lactancia materna, la luz del sol y los suplementos. A su vez, la leche materna tiene en la vitamina D su único talón de Aquiles y la exposición excesiva a la radiación solar en los primeros meses de vida es algo contra lo que alertan voces tan autorizadas como la Asociación Española de Pediatría (AEP) o el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Es importante tener en cuenta que un déficit de vitamina D en el organismo de un bebé puede producir raquitismo –enfermedad que se manifiesta mediante la deformación de los huesos y el crecimiento reducido del infante- , convulsiones y disnea –dificultades respiratorias-. De ahí que esta sea tan importante.

¿Cómo dar vitamina D a un bebé?

Por lo tanto, la administración de suplementos de vitamina D puede ser una opción para paliar la falta de este nutriente, siempre consultando y siguiendo las recomendaciones del pediatra. La vitamina D líquida se puede tomar en forma de gotas que se le dan directamente al bebé o puede ser suministrada como complemento que se puede diluir en la leche. Se recomienda en una cantidad de 400 UI (Unidades Internacionales) al día, que se corresponden con un número de gotas variable en función de la suspensión del complemento que haya recomendado el pediatra.

Es importante también que os indiquemos que la AEP fija en las 1.000 UI diarias la dosis límite sin indicación médica concreta. Según la organización de referencia entre los pediatras españoles, la exposición a una dosis excesiva de vitamina D durante un período prolongado puede causar algunas alteraciones patológicas.

¿Necesitan suplementos de vitamina D los bebés que toman leche de fórmula?

La lactancia materna es el mejor alimento para el bebé, pero cuando ésta no es posible, la leche en fórmula es una alternativa adecuada. Si tu bebé se alimenta con leche de fórmula, no siempre los necesitará. La Academia Americana de Pediatría sugiere que  también los bebés alimentados con leche de fórmula deben tomar suplementos, al menos, hasta que su consumo de esta sustancia –que se comercializa enriquecida con vitamina D- alcance la cantidad de 1 litro por día.

Pero, recuerda, debe ser la opinión del profesional médico la única que rija las decisiones sobre la alimentación de tu bebé. Las circunstancias son muy variadas y es el pediatra el que está capacitado para tenerlas todas en cuenta y elaborar un plan individualizado en cada caso.

 

EBOOK

Download our ebook about the first 100 days of your baby

image

Other readings of interest

Pequeños consejos de higiene

  Sabemos que nos encontramos en una situación nueva para todos. Durante los próximos días estaremos en casa muchas horas junto con los más pequeños, y por ello, queremos ponértelo

Read More
alimentación-a-partir-de-los-seis-meses

Alimentación a partir de los 6 meses

La alimentación complementaria es un proceso que se suele iniciar a los seis meses del nacimiento del bebé, consistente en la introducción paulatina de alimentos sólidos diferentes a la lactancia

Read More

Our brands