Insomnio infantil. ¿Qué es y cómo puedo detectarlo?

 

Un sueño de calidad tiene el efecto de restaurar todo nuestro organismo, pero además, juega un papel fundamental en el aprendizaje, la memoria y la plasticidad sináptica. Es por eso que un sueño reparador cobra especial importancia cuando hablamos de niños.

Sin embargo, recientes estudios afirman que el insomnio infantil es una patología que afecta a al 30 % de los niños menores de 5 años, lo que preocupa tanto a padres como a especialistas.

Con este artículo queremos que conozcas mejor la importancia del sueño a temprano edad y cómo la alimentación juega un papel muy importante en todo esto.

Pero antes de nada, ¿qué es el sueño y qué consideramos insomnio?

 

Sueño e insomnio. Dos caras de una misma moneda

Antes de entrar en materia, es interesante que definamos qué es sueño y qué es insomnio.

El sueño es un estado de reposo físico y mental que nos ayuda a restaurar y regenerar nuestro sistema inmunitario y endocrino.  Pero para que esto se dé, es necesario que la calidad y la cantidad de sueño sean optimas.

La cantidad varía mucho a lo largo de los años, pero en el caso de los niños lo normal es:

  • Entre 11 y 13 horas hasta los 3 o 4 años.
  • Entre 10 y 11 horas hasta los 10 o 11 años.
  • Entre 8 y 10 horas a partir de los 13 o 14 años.

Aunque estas horas son orientativas, ya que es más importante la calidad.

Por otro lado, el insomnio es una dificultad para conciliar y mantener el sueño.

Que a tu hijo le cueste quedarse dormido, se despierte a menudo y no recupere el sueño rápidamente pueden ser avisos de que podría padecer insomnio.

Como hemos dicho anteriormente, en el caso de los niños, el sueño cumple una función básica en su desarrollo por lo que debemos prestar especial atención.

 

Insomnio infantil

La falta de sueño afecta tanto a nivel psicológico como a la salud física y puede derivar en complicaciones como: diabetes, trastornos del metabolismo, envejecimiento prematuro…

Pero en el caso de niños también tiene un efecto a nivel cognitivo, emocional y de aprendizaje que puede afectar a su correcto desarrollo.

Para saber si nuestro hijo padece insomnio, presta atención a su rutina de sueño y descanso con el fin de detectar malos hábitos que podamos corregir.

 

Causas de insomnio en niños

Entre los principales factores que intervienen en el insomnio infantil se encuentran:

  1. Hábitos de sueño. La rutina de sueño (o la falta de ella), tiene un papel fundamental en la calidad del sueño del niño. Evitar el uso de pantallas y de grandes estímulos antes de dormir le ayudará a quedarse dormido.
  2. El ambiente. La cantidad de luz, la temperatura, el ruido exterior… son factores que pueden influir. Intenta atenuar las luces en casa y crear un ambiente tranquilo, calmado y sereno antes de ir a la cama.
  3. Siestas tardías. Evita siestas muy largas y pegadas a la hora de dormir, cuanto más tiempo lleve el niño despierto más fácil será que se quede dormido.

 

Estas causas pueden influir y manifestarse de diferentes formas como:

  • Dificultad para conciliar el sueño. En niño tarda más de 30 minutos en quedarse dormido.
  • Se despierta a menudo. Más de 3 veces en la noche.
  • Se despierta y le cuesta volver a dormirse. Exigiendo además nuestra atención.
  • Durante el día se muestra soñoliento.
  • Presenta cambios de humor.
  • Le cuesta prestar atención en el colegio.

 

Ante la aparición de algunos de estos síntomas, lo mejor es consultar con el médico o pediatra y observar si es algo puntual o prolongado en el tiempo.

Sin embargo, que nuestro hijo esté padeciendo de insomnio infantil no quiere decir que no podamos hacer pequeños cambios que le ayuden y así mejorar su calidad de sueño.

La alimentación, de hecho, juega también un papel fundamental en todo esto. Sigue leyendo si quieres conocer cómo afecta y qué alimentos puedes incorporar a su dieta.

Cómo ayuda la nutrición en la mejora de la calidad del sueño (H2)

Los alimentos ingeridos pueden tener un efecto positivo o negativo en el descanso, por eso es importante conocer aquellos que debemos potenciar y los que deberíamos evitar o eliminar.

Alimentos que ayudan a conciliar el sueño

Entre los alimentos que ayudan a conciliar el sueño se puede destacar:

  • Leches y productos lácteos. Esto es debido a los nutrientes que contienen como el triptófano que nos ayuda a la producción de serotonina que a su vez ayuda a la producción de melatonina (hormona relacionada con el sueño).
  • Frutas y verduras. Estas aportan carotenos y polifenoles que ayudan a mejorar la calidad del sueño. Además, contribuyen a regular el intestino lo que favorece al metabolismo y con ello al descanso.
  • Pescado azul. Gracias a su contenido en ácidos grasos poliinsaturados.
  • Otros alimentos como: pavo, pollo, huevos, semillas de calabaza, verduras de hoja verde.

 

Alimentos que promueven el insomnio infantil

  • Estimulantes tipo chocolates, azúcar o bebidas con cafeína, como refrescos de cola, están totalmente desaconsejados en niños porque no solo afectan al sueño, sino que puede afectar a su salud en otros aspectos.
  • Grasas y fritos. Suponen el caso contrario a las frutas y verduras, ya que su digestión es más pesada y hace que el sueño no sea todo lo reparador que debería.

 

Melatonina, ¿es la clave contra el insomnio?

 

Si te has informado ya sobre el insomnio, seguro que has oído hablar de la melatonina y el efecto que tiene sobre este.

La melatonina es una hormona que producimos naturalmente cuando hay poca luz y nos induce a un estado ideal para iniciar el descanso nocturno.

Es por eso, que muchos especialistas recomiendan su uso para ayudar a conciliar el sueño, pero ¿qué pasa en el caso de insomnio infantil?

Lo cierto, es que no hay muchos estudios al respecto y antes de suministrar melatonina a nuestro hijo debemos consultar con un médico o pediatra. Sin embargo, es importante saber que su consumo no está indicado en menores de 6 meses.

Esperamos que este artículo te haya ayudado un poco más a conocer qué influye en el insomnio infantil y cómo debes actuar en el caso de que sospeches que tu hijo puede estar padeciéndolo.

 

Nos vemos en el próximo,

Ciconea.

EBOOK

Download our ebook about the first 100 days of your baby

image

Other readings of interest

Cómo superar el miedo al parto

  ¿Cómo superar el miedo al parto?   Es una de las preguntas que más se repite cualquier madre primeriza. En este artículo trataremos de ayudarte a afrontar con la

Read More

Our brands